Bob Marley, el icono del reggae

Un símbolo del movimiento rastafari

Los comienzos de la carrera de Bob Marley con los Wailers (grupo de música jamaicano de 1963 a 1973) son caóticos. Debe esperar casi diez años para cosechar algo de éxito. Al contrario, el final de su carrera es fulgurante. En algunos años, se convierte en uno de los cantantes de reagge más populares en Europa.

Aprovecha esta notoriedad para llevar un mensaje de paz a una Jamaica donde la violencia generada por dos partidos políticos opuestos es desenfrenada. También habla en nombre del movimiento rastafari y pide al pueblo negro que se alce y se rebele contra la opresión blanca. Álbum tras álbum, proclama su fe en este movimiento que ve en la figura de Haile Selassie (el último emperador de Etiopía, 1892-1975) un nuevo mesías.

Las canciones de Bob Marley son himnos al amor, un amor que encuentra en los brazos de muchas mujeres y que conducirá al alumbramiento de 11 hijos. Vive su vida a toda prisa, como si supiera que el tiempo se le escurre entre los dedos. A la edad de 36 años, cuando su carrera empieza a desarrollarse en los Estados Unidos, se entera de que su estado de salud es irreversible. Fallece el 11 de mayo de 1981 en Miami.

Sin embargo, gracias la edición de un gran número de canciones grabadas por Bob Marley en sus inicios y que se habían quedado sin publicar, su música no deja de sonar. De esta manera, se prolonga la estela de la carrera y de la influencia de esta estrella del reggae.