Stendhal

Escritor y crítico de arte francés

Stendhal, cuyo verdadero nombre es Henri Beyle, nace en Grenoble en 1783 en el seno de una familia burguesa. En París, en la época del Directorio, le apasionan los debates de ideas, que despiertan su espíritu crítico. Se une al ejército de Bonaparte y, gracias a las campañas militares, descubre Italia y Alemania. Después de 1815, se convierte en crítico de arte en Milán y escribe obras turísticas que firma con su pseudónimo. A partir de 1830, Luis Felipe lo nombra cónsul de Francia en Trieste y, más adelante, en Civitavecchia. Allí termina sus novelas más importantes (Rojo y Negro, 1830; La cartuja de Parma, 1839) y una autobiografía (Vida de Henry Brulard, 1835-1836). En marzo de 1841, sufre una crisis de apoplejía en París. Muere al año siguiente, dejando muchos manuscritos inacabados.

La cartuja de Parma

La Italia del siglo XIX

La cartuja de Parma, publicada en 1839, cuenta la historia de un joven italiano, Fabricio del Dongo, que sueña con una gran carrera militar llena de gloria. Como ferviente admirador de Napoleón, se enrola en las filas del emperador durante la batalla de Waterloo, pero la derrota francesa lo obliga a volver a su país, donde, siguiendo los consejos de su tía, escoge una carrera eclesiástica. Primero, se enamora de esa tía carismática, para acabar sucumbiendo a los encantos de Clélia Conti, la hija del gobernador de la cárcel donde es encerrado por asesinato.

Aunque esta obra conocerá un éxito relativo hasta principios del siglo XX, lo cierto es que Balzac le dedica la siguiente frase: «En mi opinión, el autor de La cartuja de Parma es uno de los mejores escritores de nuestra época»1 (Balzac, citado en Stendhal 2015).


1 Cita traducida por ResumenExpress.com

Resumen

Capítulos 1-6